FontanaArte ilumina el complejo turístico extendido de Venissa

FontanaArte ilumina el complejo turístico extendido de Venissa Enlarge

Las casas de mil colores de Burano, viviendas tradicionales de los pescadores,  se han transformado en un hotel extendido: el Venissa Wine Resort. El nuevo complejo está dedicado a todos los que deseen conocer el estuario de Venecia a través de una dimensión más auténtica.

El complejo hotelero surge en la isla de Mazzorbo, gracias a una iniciativa de la familia Bisol, que convirtió su explotación agrícola en el lugar ideal para una estancia de relax. Al efecto, hicieron que renaciera el antiguo viñedo de uva Dorona y abrieron a los huéspedes las puertas de la antigua masía, donde hoy se encuentran las habitaciones del Wine Resort.

El complejo extendido de Burano se realizó rehabilitando algunas casas de fachadas multicolor, típicas de la isla, en colaboración con artesanos locales y diez de las mejores empresas de la región Trivéneto. Coordinó su labor el estudio de arquitectura Baukuh de Milán.

El trabajo de rediseño, por un lado, se propuso revalorar los aspectos más tradicionales de la vida en el estuario: los habitantes de la zona siguen vinculados a la pesca y al arte del encaje a la aguja que volvió célebre a Burano en todo el mundo. Por otro, su objetivo consistía en ofrecer a los huéspedes el confort y la calidad de un hotel de gran nivel.

Las viviendas están pensadas como auténticas suites y toda la iluminación lleva la firma de FontanaArte.  

Lejos del turismo masivo, Venissa wine resort atesora lo mejor del Made in Italy y permite descubrir las tradiciones y bellezas de la Venecia nativa. Es un rincón del paraíso que surge en uno de los lugares patrimonio de la UNESCO más visitados del mundo: el estuario de Venecia.